Cuerpo Espiritual - Una voz, una artista.

Profunda, corpórea y particular, la voz de Mónica Fuquen actúa como un facilitador, un vehículo que permite conectar a quien la escucha con su propia vibración interior. Su voz es su “Sonido del Alma” rasgo que la define como una genuína representante del arte con propósito.

Producciones Musicales:

Cuerpo Emocional - Una causa, Una Líder.

Basada enteramente en el amor interior que se proyecta de forma dinámica y permanente hacia los otros, su principal causa es la ReEvolución de Amor, una ola de cambio que representa el reflejo de nuestra paz interior a través de la vida cotidiana para prodigar paz a los demás afectando positivamente el entorno próximo como célula fundamental de la paz cierta y duradera que necesita Colombia.

Cuerpo Físico - Terapeuta, Un vehículo para el bienestar.

A través de su proyecto ‘Centro Antakharana®’, que propone una opción de vida desde la conciencia y el equilibrio para fomentar y favorecer la vida en comunidad, Mónica actúa como un facilitador que proporciona a sus pacientes un espacio propio, un espejo de su propia esencia, para proporcionarles bienestar y paz interior.

El horizonte de esta iniciativa sin embargo, va mucho más allá, buscando ayudar a la sociedad mediante el descubrimiento de la verdad personal de cada individuo.

Cuerpo Mental - Un proyecto, una visión.

El Sonido del Alma es una fuente poderosa, permanente y dinámica de ideas que hacen de esta causa un proceso creativo, pleno de innovación continua, dinámica, versátil y con un claro objetivo en mente: La Búsqueda de la paz colectiva a partir de la afectación positiva del contexto próximo de cada individuo, que se hace posible cuando éste proyecta su paz interior.